sábado, 29 de septiembre de 2007

Como diría mi Papá: "Lo acabo de inventar..."

Mi Papá cada vez que cuenta un chiste malo siempre dice eso de "lo acabo de inventar" aunque el chiste sea de esos viejisimoooos :-)

Disculpe... ¿será que nos conocemos?

Ella le responde con una sonrisa encantadora:

- Pues... tal vez yo esté equivocada, pero me parece que usted es el PADRE DE UNO DE MIS NIÑOS!.

El tipo se queda boquiabierto, mientras su memoria trabaja a toda velocidad, intentando recordar los detalles de la única vez que le fue infiel a su esposa. Extrañado le dice:

- Ohh...! no me diga que usted es aquella puta stripper que en la despedida de soltero de mi amigo yo me tire encima de la mesa de billar,en medio de aquella tremenda orgía, completamente borracho, mientras una de sus amigas perras me flagelaba jalándome los huevos

- Bueno... no exactamente! - responde ella, visiblemente avergonzada...

-Yo soy la nueva maestra de su hijo...

-----------------------------------------------------------------------------------

Lo mejor de todo esto es que estas cosas pasan, me cuenta Susana, que su Madre, una vez al tomar el ascensor en su trabajo, entró un tipo todo fantasma que queriendo hacerse el galán le dijo:

- Yo te conozco de algún lado.... ¿Tu no trabajas en televisión?

Mi suegra que no corre si no vuela, le contesto:

- Si claro que trabajo en Televisión ¿tu has visto el Show de Joselo?

El tipo ya un poco extrañado porque la cosa no le salia como el planeaba respondió: - Si.... claro

- Bueno, yo soy Joselo - le respondió mi suegra

No sabían a que piso iba el hombre pero se bajo en el primero que paro el ascensor :-)

nos vemos en el espejo...

lunes, 24 de septiembre de 2007

Sobran las palabras...

Marcel Marceau
1923-2007

viernes, 21 de septiembre de 2007

Telar de Palabras

En estos días he recibido un mail del mayor de mis primos por el lado de mi Papá, que ha comenzado un blog Telar de Palabras y realmente ha sido muy ameno y grato de leer.

Francisco José, o Kiko como yo lo solía llamar cuando era pequeño, me lleva 12 años de diferencia, es el hijo mayor de mi Madrina Olga Romelia y mi Padrino Luis. Mi cabeza esta llena de recuerdos con él y sus hermanos Mariolga y Kike. Entre otras cosas recuerdo que de pequeño me encantaba entrar en su cuarto y quedarme viendo los aviones de aeromodelismo que colgaban del techo y el afiche con la imagen desde la cabina de un avión que tenía puesta en la pared o flipaba con lo grande que era la mesa de dibujo que tenía cuando estudiaba arquitectura, demás esta decir que me encantaba pintar encaramado en la silla de su mesa.

Desde pequeño siempre he pasado mucho tiempo en casa de mi Madrina, cualquiera de nosotros, que de pequeño no le gustará comer inevitablemente terminaba en casa de mi Madrina para "el engorde" , no en vano la llamábamos "la cucharilla eléctrica", pues unos días en su casa en los Palos Grandes y volvías gordito a tu casa (todavía me cuesta quitarme algunos de esos kilitos que gane cuando tenía 4 años, je je je).

También es cierto que de esas estancias en Los Palos Grandes me viene la aversión por la avena. Una vez mi Madrina me sirvió eso para comer, y como no me gustaba mucho la vomité, así que mi Madrina me limpio y me sirvió otro plato de avena y comenzó a darmeló, que por supuesto volví a vomitar, nuevamente me limpio y me sirvió otro plato, que también vomité así que me volvió a limpiar por tercera vez y por tercera vez me sirvió avena... pero esta vez con la coletilla de "estas viendo esa olla, bueno es toda para ti", esta claro que me comí mi plato de avena :-)

Tengo que admitir que muchos años después Susana preparó una avena que aunque con reticencias al principio, terminé comiéndome con mucho gusto, y seguramente ahora me comería encantado un buen plato de avena de mi Madrina Olga.

En fin este post, que para variar terminó divagando entre recuerdos, es para invitarlos a pasar por el blog de mi primo que estoy seguro que se aficionaran a sus posts.

Nos vemos en el espejo...

miércoles, 12 de septiembre de 2007

Bromas y maldades...

Tengo que ser sincero, me encanta echar broma y hacer maldades, pero no de las malas malas más bien del tipo inocente. Supongo que eso es parte del caracter heredado de mi abuela Isabel Teresa o Ame, como la solíamos llamar, ella no dejaba pasar un día de los inocentes sin hacerte caer en alguna de sus bromas.

En mi caso la mejor de todas se la gaste a mi Papá, y en las reuniones familiares nunca falta el tener que echar ese cuento. Aquí lo dejó:

Estaba yo en 5to año de bachillerato, cuando un día salí más temprano de lo usual de clases, con lo que fuí el primero en llegar a casa, sin pensarlo todavía, cerre la reja con doble llave al igual que la puerta y me fuí a mi cuarto. Como a los 15 minutos oigo que están abriendo la puerta y a sabiendas que era mi Papá, justo en ese momento se me ocurre la maldad, me voy corriendo a la cocina abro el grifo del agua y me escondo en el cuartito de la limpieza justo al lado del fregadero, donde estaba el bajante de la basura, dejando entreabierta la puerta lo suficiente para poder ver.

En eso entra mi Papá a la cocina y al ver el grifo abierto exclama en voz alta:

- "Carajo Judith dejó el agua abierta...",

con lo que procede a cerrar el grifo y comienza a sacar la comida del almuerzo para calentar. Luego se va a su cuarto a cambiarse el traje o el "flux", como diría mi prima María José :-) . Y que se me ocurre a mí, pues sacar la mano y volver abrir el grifo del agua :-)

Al entrar de nuevo en la cocina, mi Padre pega un brinco de la impresión, y empieza a llamarnos ..."Fraaan...Leoooo", por supuesto yo callado como una meretriz y aguantando la risa. Vuelve a cerrar el grifo y se queda como 5 minutos viendo el grifo esperando a que se vuelva abrir, luego se dirige a nuestros cuartos a ver si estabamos escondidos. ¿Y que hice yo?, eso mismo, volví abrir el grifo del agua. Y cuando vuelve a entrar a la cocina, ahí si que se pego un susto de verdad y comienza a recitar en voz alta:

"Hermano ni me espante, ni me asuste, digame cual es su pena para ayudarle..".

Por supuesto a estas alturas ya yo me destortillaba de la risa, así que en lo que mi Papá se dió la vuelta salí del cuarto de limpieza y le dije:

-"Bendición Papá", con lo que mi Papá pego un brinco aún más alto seguido por un:

- "¡Muchacho del Carajooo!" y un coscorrón... je je je

Nos vemos en el espejo...

martes, 11 de septiembre de 2007

Para reflexionar...

"La verdadera libertad individual no puede existir sin seguridad e independencia económica. "Los hombres necesitados no son libres". Las personas que tienen hambre, las personas que no tienen empleo son la materia prima de la que están hechas las dictaduras."

Franklin D. Roosevelt (1882-1945)