martes, 9 de agosto de 2005

¡SPACE INVADERS!

La fiebre de los ovnis comenzó a finales de los años 40 cuando el gobierno estadounidense se retractó sobre la caída de un platillo volador en Roswell, Nuevo México, alegando que fue un globo meteorológico. A partir de este acontecimiento, se inició una epidemia de supuestos avistamientos, abducciones, señales en campos de cultivo y raros cultos a los ovnis. El mes pasado leía una noticia referente a extrañas figuras que aparecían de la noche a la mañana en un campo de maíz al norte de Moravia, República Checa. La noticia comentaba que el lugar ha sido visitado por grupos de aficionados a los fenómenos paranormales y a los OVNIS quienes creen que son las huellas que dejan naves espaciales durante sus visitas nocturnas. Lo mismo sucedió en los campos de Wiltshire en Gran Bretaña durante los años 70 pero luego en el 99 Douglas Bouwer reconocía que fue él con la ayuda de su vecino David Chorley realizaban escapadas nocturnas y con tan solo unas tablas, una cuerda larga y una gorra de béisbol provista de una mirilla, habían conseguido burlar a científicos, fanáticos de los ovnis, parapsicólogos y a todos aquellos que había intentado solucionar el enigma de las figuras en los campos. Pero navegando por la red he dado con un figura que realmente, y no tengan la menor duda de ello, es prueba de que los extraterrestres nos han visitado y que es posible que se prepare una invasión. A las pruebas me remito:

Fuente de las imágenes

1 comentario: