jueves, 7 de julio de 2005

Hoy todos somos Londres

Señor, haznos instrumentos de tu paz. Donde haya odio, sembremos amor; donde haya ofensa, perdón; donde haya discordia, unión; donde haya duda, fe; donde haya desesperación, esperanza; donde haya tinieblas, luz; donde haya tristeza, gozo. Concede que no busquemos ser consolados, sino consolar; ser comprendidos, sino comprender; ser amados, sino amar. Porque dado, es como recibimos; perdonando, es como somos perdonados; y muriendo, es como nacemos a la vida eterna.

2 comentarios:

  1. No se donde vamos a parar...como le comentaba esta mañana a tu señora esposa, hay veces que el humado tiene que retroceder y aprender de los animales...ellos son mas civilizados a comparación de estos salvajes...y pensar que "misifú" es panita del terrorismo ....semejante bestia!!!

    ResponderEliminar
  2. HERMANO SOLO ME QUEDA DECIR AMEN, QUE DIOS TE BENDIGA Y QUE LE DE PAZ A NUESTROS HERMANOS EN LONDRE.

    ResponderEliminar